La forma de Macy Gray (The Way, vamos)


Me gusta Macy Gray. La conocí, supongo que como la mayoría, con esa maravilla que es “I try”. Que una canción machacada por la repetición de las radio y vídeo fórmulas siga pareciéndome maravillosa y siga viniendo a mi cabeza, es buena señal. Inmejorable señal, diría.

Gray tiene un timbre de voz inconfundible y puede que portentoso. Ronca, dicen. No sé si es esa la palabra. He leído comparaciones con Billie Holliday y lo comprendo. Pero hay mucho menos de tortura (casi nada de tortura) y mucho más de asunción en lo que Gray canta.
Puede que lo que más me gusta de ella sea precisamente eso. Sus letras cristalinas. De alguien que no tiene necesidad de esconderse, de alguien que usa las metáforas para explicarse en lugar de para disfrazarse. De alguien, de hecho, que compone y canta para expresarse. Para comunicarse no sé si con alguien concreto, consigo misma o con el mundo en general.
Pero a mi su mensaje me llega. Con 47 años su disco nuevo (“The way”) tiene una canción que se llama “First time” hablando de enamorarse por primera vez. Quizá porque todas las veces que te enamoras parecen la primera. Y que alguien que me saca casi 15 años conserve esa inconsciencia adolescente me llena de paz después de tantas canciones de seres resabiados que mandan el desesperante mensaje de que la vida es poner daño sobre daño y herida abierta sobre herida abierta y fracaso sobre fracaso sin dejar que nada cure, sin sacar nada bueno de todos esos procesos por los que pasamos siendo felices en algún punto. Sin dedicar ni un solo minuto a celebrar las cicatrices que nos trajeron aquí fortalecidos,o festejar todos esos otros procesos de euforia pura que vivimos mientras tanto. Como si no fuesen importantes.
First Time es la que Macy considera su favorita del disco. Puede que sea también mi favorita. Porque me siento muy identificada con esa forma de hacer que me resulta tan familiar. Ese dejarse llevar por tu instinto y por tu nariz . Ese saber según qué cosas desde el minuto uno. Y decirlas en alto como si no sonasen a locura.
Me gustan mucho las mujeres que parecen hacer y decir lo que les da la gana. Mucho. Me parecen necesarias, incluso. Y les agradezco esas veces en las que pensaba que era “rara” “no normal” y luego escuché una canción, leí un libro o un poema, oí una entrevista, hablé con una mujer cristalina y comprendí que normal es un programa de la lavadora de alguien (ni siquiera de la mía).
Y Gray dice que echa de menos el sexo. No como concepto, El sexo concreto con alguien concreto. El sexo así aunque la idea de volver con esa persona le de urticaria. El sexo así aunque haya sexo con otros que tampoco es que esté exactamente mal. Pero.
Y dice que le gusta el estado en que le pone fumar marihuana.
The way me parece un disco vitalista de una mujer que sabe lo que le gusta, no tiene intención de negarlo e intenta disfrutarlo. Una mujer que ha aprendido a sufrir sin destrozarse. O a intentarlo todas las veces. Y a reconstruirse para volver a las primeras veces. Al “ahora que el cielo está recién pintado” de Sabina.
Me gusta The way. Me gusta su manera de cantar. Sus canciones,sus letras. Lo que me hacen sentir.
Todo esto envuelto para regalo con guitarras menos sucias de lo que parecen y bajos protagonistas. No pienso ponerle una etiqueta a la música que hay en este disco porque resulta que a veces me parece rock y otras claramente pop. Y se supone que ella hace neo soul. Aunque yo no sepa qué es eso exactamente.
Lo que sé seguro es que me gusta escuchar Hands y sonreír pensando que es justo eso.
Anuncios

Dinos algo witty

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: