Test Conciertil – Jamie Cullum en La Riviera (Madrid)


1.  Síntomas en el preconcierto: Después de un día como de primer trimestre de embarazo me pregunto si aguantaré de pie y si la Riviera sonará bien. Dudas.

2. Diagnóstico clínico al desmayarse la luz (sí, esto es de LOL): Ganas

3. Cuando empieza la primera canción, ¿qué te pasa por el cuerpo?  Cómo me puede gustar tantísimo este hombre y parecerme tan guapo. Y cómo puede tener ese talento tan arrollador y no resultar un gilipollas egocéntrico pagado de sí mismo.

4. Momento estrella del concierto y por qué.

No puedo elegir uno. Cullum pasa del rock a los estándares del jazz, al hip hop a la samba a la música disco, a la electrónica como si fuese natural porque para él es natural y cada canción que toca es una experiencia increíble, un viaje de su mano. Te preguntas cómo hace para controlar las potencias, las distancias, las texturas, la fuerza, la dulzura, el movimiento, la quietud, los primeros planos, los contraluces. Lo sexy y lo inocente. Luego te das cuenta de que hay algo natural en él que le hace ser lo que es. Un showman. Un actor. Un mentiroso. Un teatrero. Un seductor sin maldad al que te crees todo el tiempo. Te lo crees hasta cuando dice que el público de Madrid es muy guapo, no como en otros sitios. Te lo crees cuando responde I love you too en mitad de una canción a una chica que grita I love you.

Pero Jesús Carabina, que amablemente nos ha prestado la foto (gracias otra vez) dice que el momento estrella del concierto fue cuando Jamie se bajó del escenario y se metió a cantar entre el público que estaba entre la euforia, el desmayo y el intento de hacerle fotos a medio palmo.

5. ¿A qué te sabe la boca cuando acaban los aplausos?

A victoria. He bailado, he cantado, he saltado y sigo bien aunque a punto de desmayarme. Y aunque no hayan tocado “Comes love” me da lo mismo. Porque solo por esa versión en directo de “One of those things” solo por verle meterle mano a su piano, solo por verle versionar Don´t stop the music, esta vez sin artificios ni efectos especiales, y aún así convertirla en un temón, solo por una de todas esas cosas habría pagado el precio de la entrada. Y las he tenido todas juntas. Y muchas más.

6. Constantes vitales al terminar

Feliz y reluciente en mi debilidad física.

7. Tratamiento recomendado

Volver. Volver siempre a ver a Cullum subirse al piano, saltar del piano. Coger la steadycam y grabar a su gran contrabajista en un plano picado delicioso sobre el mástil, grabar a su trompetista y a su saxo brillantes haciendo un mano a mano puro jazz.
Volver aunque sea a la Riviera. Porque Cullum consigue incluso que el jazz suene de puta madre en esa sala infernal. Consigue que su voz se oiga clara, que el contrabajo destaque, que las percusiones no ensordezcan, que el piano nos envuelva.
No sé cómo lo hace. Por eso quiero volver y volver y seguir escuchándole tocar a ver si descubro el truco.
Nos dijo anoche “por favor, mañana contadles a vuestros amigos que pasásteis una noche alucinante con Jamie Cullum. Será verdad”. Es verdad. Pasé una noche alucinante con Cullum. Otra.

Nota: Este test conciertil se me ha ido de las manos pero Jamie lo merece todo. Y no quiero terminar sin decir que la primera vez que lo escuché tocar fue en un desangelado polideportivo vallisoletano, con el aforo a un tercio, la pista medio vacía. Y él dio un conciertazo igual de enorme que el de el miércoles por la noche. Lo puso todo. Lo dio todo. No se guardó nada. Y yo no puedo dejar de agradecerle eso que es más que profesionalidad. Es pasión. Porque para él no hay concierto pequeño. Sabe de sobra que cada persona que paga su entrada está deseando ver al showman en acción. Y con eso le basta.

Así terminó el concierto (disculpen mi “parkinson” y las cabezas de los de delante)

Anuncios

Dinos algo witty

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: