Turismo Musical por Cantabria


Cantabria es una región pequeñita, y la verdad es que con una historia musical limitada. No ha sido hasta hace unos cuantos años que la cartelera de conciertos se ha empezado a animar, y las historias asociadas a canciones y/o músicos a surgir. Aún así, podemos invitaros a hacer algo de turismo musical por “la tierruca”.

Supongo que lo fácil es empezar por San Vicente de la Barquera. Villa marinera por excelencia, célebre por la festividad de la Folía y por ser el hogar natal de Bustamante. Hace años el portal de su casa era lugar de obligada peregrinación por hordas de jóvenes que incluso se llevaban bombonas de butano de recuerdo. Pero afortunadamente aquello pasó y hoy San Vicente merece ser visitado por su ambiente marinero y sus playas.

Poniendo rumbo a la capital, tenemos una parada en Torrelavega. Ciudad industrial con algún que otro edificio reseñable pero que aquí destacamos por dos cuestiones. La primera por ser la ciudad de Gastelo. La segunda, porque aquí se encuentra el parking del ayuntamiento en el que Quique González amaneció tras conocer a la bajista de Gruppies Eléctricas. No irse de la ciudad sin comprar unas polkas de hojaldre.

Llegamos a Santander, donde durante la Semana Grande (medidados-finales de julio) se celebran multitud de conciertos en la Península de la Magdalena (entre ellos, el Santander Music). Marco incomparable para una programación que suele tener para todos los gustos. Para reponer fuerzas, lo mejor es irse de pinchos por Puertochico.

Si buscas alojamiento en Santander recomendamos el Hostel B&B&B, al ladito de la estación de bus y de tren, con vistas al mar. Todo nuevo, limpio y muy cómodo. En la sala de estar hay microondas, frigoríco, hervidor, algo de vajilla y tazas y una máquina de vending con osos de gominola! El desayuno está incluido y hay wifi gratis. Ten en cuenta que si vas a volver después de las 12 a casa olvidando las normas del viejunismo y la cenicienta tienes que pedir una llave en recepción y dejar 20€ de fianza.

Nuestras siguientes paradas nos llevan a los valles interiores. Primero pondremos rumbo a Liérganes, donde se encuentra la sala “Los Picos”, histórica en Cantabria y con una de las programaciones más completas durante todo el año. Después podemos subir hasta Selaya y perdernos por los márgenes de río Pisueña y quizás nos encontremos de nuevo con Quique González…

Si estamos cansados del viaje lo mejor es poner rumbo a Alceda-Ontaneda y comprarnos unos sobaos, una quesada o un helado con la más tradicional receta italiana. La música aquí la pone Jadris, residente en la zona.

Por último, y para finalizar, pondremos rumbo a Reinosa. De nuevo una ciudad industrial, pero que vive del turismo de montaña y esquí, pues está a los pies de la estación de Alto Campoo. A cualquiera que allí le preguntemos por música nos responderá lo mismo… Subiendo a tope el volumen y gritando “Desde Reinosa, Cantabria… ¡LA FUGA!”.

Anuncios

Dinos algo witty

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: