Escuchar. Sentir. Disfrutar


Una vez, hace muchos años, oí a alguien decir que si no sabes definirlo es porque no sabes qué significa, y recuerdo que pensé que eso era una gran mentira porque yo no sabía definir el amor o la amistad pero sí sabía lo que eran… Y lo sabía porque había experimentado esas sensaciones con independencia de que fuese capaz o no de plasmar en palabras lo que me pasaba. Podía porque son sentimientos y los sentimientos basta con sentirlos, no hay que definirlos para entenderlos.

Con la música es algo parecido. La música habla el lenguaje de los sentimientos. Esto que parece una cursilada (y que lo es, para qué negarlo…) esconde también una gran verdad porque da igual que sepas lo que es una semicorchea o no. Da igual que no entiendas el idioma en el que cantan. Da igual que ese idioma ni tan siquiera exista y sea inventado. Es mas, da igual si no cantan. Da igual. Da igual porque una melodía basta… tres acordes son suficientes para hacerte sentir la música y, lo que es más importante, para hacerte disfrutarla.

Anuncios
Comments
3 Responses to “Escuchar. Sentir. Disfrutar”
  1. Athelas dice:

    Perfecto

  2. sinremites dice:

    Gracias!! : )

  3. Soy Ficción dice:

    Es verdad, no hace falta 🙂

Dinos algo witty

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: